KARMELE QUINTANA



En esta página no pretendo explicar cómo es mi trabajo porque, como ya sabéis los que me conocéis, no es fácilmente explicable precisamente por su sutileza.

Sin embargo, sí quiero, en breves líneas, explicar cómo ha sido mi trayectoria a lo largo de estos treinta y siete años de experiencia laboral, y qué es lo que me ha movido a ir evolucionando como lo he hecho.


Mi iniciación laboral fue como farmacéutica de orientación sanitaria. Esos fueron mis primeros estudios y la línea de estudio y trabajo durante veintidós años de mi ejercicio profesional.

Fue en ese ejercicio fue donde “me topé” con una situación que me hizo reflexionar y llegar a la conclusión de que, en todo este desarrollo de mi recorrido sanitario, había una pieza que no encajaba. Descubrí que la tendencia de trabajo sanitario se orientaba a “sostener sin síntomas” los problemas que van a apareciendo en salud, sin abordar seriamente la causa que los origina, llegando con el tiempo, a la cronificación de los procesos.


Decidí empezar a formarme en terapias manuales, simultaneando los estudios con el desarrollo de mi labor en la farmacia.

Ahí fui descubriendo diferentes modos de acercamiento a la persona, al principio sólo desde el punto de vista anatomofisiológico.

Me formé en Osteopatía. Aquí fue donde mi vida dio un giro porque, en un determinado momento decidí cambiar mi trayectoria laboral farmacéutica de tantos años. Abrí consulta de osteopatía para atención de los pacientes.



Desde ese día he mantenido el modus operandi que traía desde el inicio de mis primeros pasos profesionales, la formación continua.

Esa formación se ha ido ajustando a las lagunas que han asaltado en el desarrollo de este nuevo bagaje y así me he ido encontrando con el Dr. Harald Blomberg quien me introdujo en el mundo de los Reflejos Primitivos, la Escuela del Dr. Vodder para el Drenaje Linfático Manual, con la escuela de Acupuntura Lasvi, con el Dr. Upledger, que me adentró en el sistema craneosacral y la duramadre. Con Jean Pierre Barral que me hizo descubrir un nuevo modo de ver la anatomía, la del ser vivo, ya que estamos acostumbrados a los atlas de anatomía conclusión de estudios en cadáver.

Con Jean Pierre Barral
Harald Blomberg

José Luis Pérez Batlle

Finalmente conocí a José Luis Pérez Batlle quien se me abrió un nuevo horizonte que me cambió totalmente mi modo de trabajar, siempre basado en la Osteopatía. Fue el encuentro con el Enfoque Meníngeo, “así naces, así eres”. La importancia del proceso intrauterino y el parto. Muchas de las lesiones que tenemos hoy en día, vienen de ese proceso, y es de la mayor importancia en nuestra vida.


"Así naces, así eres"

Y así continuaré avanzando, mientras la salud me lo permita, para poder seguir acompañando a muchas personas en su camino hacia la resolución de sus problemas físico-emocionales.